Hosting: ¿Cómo Elegir el Mejor Servicio?

Por Raquel Padilla

Para tener una página web exitosa, contar con un buen hosting es primordial.

Las empresas tienen constantes problemas con su servidor, y algo tan básico como una contraseña para acceder debe funcionar siempre.

Al hacer cambios internos en el servicio, las compañías deberían contar con la seguridad de que su web funcione a la perfección.

eBook Como potenciar tu negocio gracias al Blogging

Si esto no es así, se corre con el riesgo de perder leads o mínimo, quedar mal con los clientes actuales.

Un buen servicio de hosting evitará, por ejemplo, que las redirecciones de email no funcionen.

Son muchos los buenos servicios de almacenamiento web, pero aquí queremos repasar los conceptos importantes para montar tu web y cuáles son las claves para elegir el hosting que mejor se adapte a tu compañía.

 

 

¿Qué es un hosting?

Un hosting o almacenamiento web es un servicio que ofrecen algunas empresas para que tu site aparezca en Internet.

Al tener un dominio podrás lanzar una página web, o contar con cuentas de correo bajo tu propio dominio.

Se trata de tener un espacio en el disco duro de un servidor, y en este espacio poder colocar los programas necesarios y, además, tener en ese espacio tus correos.

Contar con un hosting es un requisito fundamental para  que el sitio sea visible y pueda ser ubicado en los servidores.

Por otro lado, el hosting y el dominio, como suele pensarse, no son lo mismo.

El dominio es el nombre por el que tus usuarios pueden encontrar tu web, el hosting es el almacenamiento.

El hosting y el dominio puedes comprarlos en el mismo proveedor para así tenerlo todo junto.

Esto queda al gusto de cada quien, quizá por separado puedas encontrar mejores precios.

 

 

Tipos de hosting

¿Cuál es el tamaño, tráfico y necesidades de tu página web?

Es importante que tengas todo en claro acerca de tu site para así saber cuál es el tipo de hosting que más se adapta a ti.

Acá te expones las opciones que tendrás disponibles.

 

 

Hosting gratis

Para hacer pruebas, puede ser de tu conveniencia un hosting gratuito.

En la práctica, no son muy recomendables puesto que no son una opción viable para un proyecto que necesita de un servicio serio.

La única ventaja es la falta de precio, pero recuerda lo que dicen: “lo barato sale caro”.

 

Hosting compartido

Si apenas estás iniciando una página web, quizá lo que necesites sea un alojamiento compartido.

En lo que consiste este tipo de hosting es en alojar varias páginas en un mismo servidor. Lo “negativo” de esto es como los recursos son compartidos, el comportamiento de tu página puede verse afectado por el de las demás.

Si cuentas con un buen proveedor de este servicio no deberías tener ningún inconveniente, ya que superadas las 1000 visitas es que el tráfico puede volverse incontrolable e incluso sufrir bajadas.

Sin embargo, para comenzar, este tipo de hosting no está nada mal para un buen alojamiento web.

Esta es la principal opción elegida en la mayoría de los casos por su excelente relación calidad/precio, pero es recomendable que evalúes la reputación de los proveedores.

 

Hosting VPS

Si tu página web comienza a crecer de sobremanera (más de 1000 visitas), lo más recomendable es que comiences a considerar este tipo de hosting.

Tiene unas prestaciones un tanto superiores al hosting compartido y por tanto el precio es mucho más alto.

Este servidor virtual podría interesarte un poco más adelante en la vida de tu web.

 

Servidor dedicado

Para contar con uno sin problemas, debes tener conocimientos técnicos más o menos avanzados.

Los precios sobrepasan al de Hosting VPS y por tanto deberías considerarlo cuando logres un total de mil visitas por día o más.

Este servidor será solo para tu web.

 

Consecuencias de elegir un mal hosting

Antes de darte los mejores consejos al elegir un hosting, te exponemos las consecuencias (siempre negativas) de elegir uno que realmente no cubra tus expectativas.

Quizá puedas verte tentado por bajos precios o promesas increíbles, pero es importante que prestes atención al intentar contratar este tipo de servicio.

Si no tienes conocimientos técnicos, infórmate bien y pídele consulta a expertos.

Si algo sale mal, quien perderá serás tú y tu web, así que no ahorres dinero por contratar un servicio que realmente no funcionará en la práctica.

Las consecuencias que esto te puede traer se resumen de esta manera:

  • Web que tarde demasiado en cargar y así, supone la pérdida de usuarios.
  • Emails que vayan directo a la bandeja de spam de tus clientes.
  • Errores del servidor que dañen tu SEO y por tanto, tu posicionamiento web tan trabajado.
  • Página web siempre caída.
  • Falta de seguridad y que tu página pague las consecuencias de un mal servicio.

Por último, el servicio técnico del proveedor es fundamental. Si no se cuenta con uno serio, podrás perder tiempo y clientes en la espera de una solución.

 

De acuerdo a Hosting Experto, estos son los mejores servicios para WordPress. ¿Qué opinas?

 

Consejos para elegir el mejor servicio

Ahora que estás más consciente sobre lo que es un hosting y las consecuencias de contratar un mal servicio, es momento de que tengas ciertas consideraciones.

Hay ciertas variables a tener en cuenta, pero esto también depende del tipo de empresa que quiere contratar un proveedor.

Así que para hacer exitoso tu negocio en Internet, te recomendamos que prestes atención a lo que sigue.

 

 

Precio

El precio del hosting es importante pero no es fundamental.

Lo correcto es que compares los diferentes precios de los proveedores de hosting, pero ten en cuenta que como dice el dicho “lo barato sale caro”.

No escatimes en dinero cuando se trata de la seguridad de la página web de tu empresa.

¿Te interesa aumentar tu tráfico orgánico y generar más leads? Descargar eBook "Como Potenciar tu Negocio Gracias al Blogging

Lo importante es que la compañía de hosting se ajuste a las necesidades de tu compañía y que puedas pagarlo sin problema.

 

Gestión fácil

Hay hosting con buen rendimiento pero que no tienen muy bien definido cómo debe hacer la gestión el mismo usuario, así que debes considerar los siguientes puntos.

 

  • Instalación: si es a solo un clic, mucho mejor. Para ahorrar tiempo y esfuerzo es mejor contratar un hosting que tenga esta opción y no estar horas tratando de instalarlo.
  • Panel de control: que sea sencillo e intuitivo de usar. En el panel de control es en donde gestionarás todo. Tus emails, accesos por FTP, bases de datos, subdominios, estadísticas, etc. Existen hosting con paneles propios, pero el referente es el cPanel, un centro de operaciones que agradecerás luego.

 

Velocidad

Todos los elementos que influyen en la velocidad de carga de tu página web deberían estar optimizados para que la misma sea lo más rápida posible.

Si el servidor en el que está alojada tu web es lento, de nada te serviría tener una plantilla o contenidos increíbles.

La mejor manera de probar la velocidad del servicio, es solicitando que se te dé un acceso temporal y así comprobar los tiempos de carga.

Merece la pena que si el proveedor de hosting no te da este acceso temporal, solo contrates el servicio por un mes y así tomar una sabia decisión.

Solo ponte en el lugar del usuario y entenderás la importancia de una buena velocidad: a nadie le agrada estar minutos esperando para poder acceder a una página web y menos si es para hacer una compra.

 

Reputación

Conocer la reputación de un hosting en Internet es muy sencillo: solo debes buscar reviews y sacar tus propias conclusiones.

Muchos bloggers te recomendarán sus propios hosting favoritos y así podrás hacerte una idea.

Otra manera de formar tu propia opinión es llamar a su servicio de atención al cliente: ¿te atienden bien?, ¿son profesionales?

Plantea tus dudas y espera por sus respuestas. Si te dan motivos para confiar, puedes darle una oportunidad.

Los hosting de buena reputación son aquellos de los que más oirás hablar positivamente, solo queda que prestes atención a tus colegas y sus opiniones.

 

Seguridad

Con solo instalar un plugin de seguridad en tu WordPress no se puede decir que estarás totalmente libre de los hackeos.

Si eliges un tipo de hosting compartido, como te lo describimos previamente, si la página con la que compartes es hackeada, la tuya también se verá afectada.

Para cuidar tus espaldas, es mejor que te informes sobre los sistemas de seguridad del hosting al que contrates: ¿tienen copias de seguridad automáticas? ¿Se restaurará tu web en caso de algún tipo de desastre?

Muchos proveedores tienen este tipo de copias de seguridad desde la comodidad de solo hacer clic.

Como hemos insistido desde un principio, es importante que te informes al 100%.

 

ATC

Este punto no lo puedes saber si no hasta que estés disfrutando del servicio del hosting que escogiste, pero también puedes escuchar las valoraciones de los demás.

La atención al cliente es muy importante puesto que ante cualquier problema, duda o urgencia es fundamental que puedas llamar por teléfono y solucionar.

Asegúrate que tu hosting tenga un servicio de atención al cliente 24/7 y si es vía telefónica, mucho mejor. Además, infórmate si tienen asesores internos preparados para responderte profesionalmente.

Esto porque si es vía correo electrónico quizá la respuesta no sea tan inmediata como quieres que sea, y ante una crisis con el servidor, lo mejor es solucionar lo más rápido posible.

 

Espacio y transferencia

Infórmate cuáles son las limitaciones del servicio de hosting que contrates, ya que lo “ilimitado” realmente no existe para este tipo de servicios.

Si te dicen que sí, que el espacio y la transferencia son ilimitados, te recomendamos que te informes bien, ya que esto es prácticamente imposible.

Quizá esta expresión sea parte de su estrategia publicitaria pero es, definitivamente, engañosa y te sugerimos ser cuidadoso.

 

Proveedor nacional o extranjero

Esto también depende en gran medida de los idiomas que domines.

Si solo hablas español, quizá te convenga más contratar un servicio nacional en tu idioma natal para así no tener problemas al usar el soporte técnico.

Esto queda totalmente a tu criterio pero te recomendamos que siempre te informes.

 

Tipo de máquina

Debes informarte acerca de las especificaciones técnicas ya que el tipo de máquina que obtengas va a determinar qué tal será el rendimiento del servidor.

Debes fijarte en dichas especificaciones porque de ella dependerán los tiempos de la carga, el número de usuarios y la disponibilidad, elementos importantes para el éxito de tu página web.

Tienes que pensar en tu proyecto online y sus necesidades. ¿Piensas que necesitas equipos de última tecnología por la cantidad de información que necesitas cargar en el site?

Si, por ejemplo, tu página ofrece, además de la venta de productos, algún tipo de soporte técnico, debes velar porque las especificaciones técnicas se ajusten a tus necesidades.

Por otro lado, es fundamental que te asegures de que soporte la tecnología que vayas a usar, ya sea PHP, un servidor Apache o SQL.

Debes pensar en un hosting como en un aliado que podrá ayudarte en un futuro migrar tu página a una plataforma más avanzada.

En temporadas en las que las personas suelen comprar más y tú te dedicas al eCommerce, tu hosting debería ser capaz de brindarte una maquinaria capaz de soportar y llevar tanta información.

 

Base de datos y backup

Es importante que al instalarle un hosting a tu WordPress, este permita crear una base de datos y un backup en casos de emergencia.

Poder guardar y descargar los datos de una página web en otro sitio es sumamente importante en caso de algún problema. El proyecto no quedaría perdido totalmente.

Por otro lado, un hosting ideal debería tener y contar con una base de datos mysql para así poder crear múltiples bases de manera sencilla.

 

 

Ejemplos de Hosting

Sin el mejor hosting, la capacidad de ejecutar un sitio web de éxito va a ser un poco complicada. Uno de los peores errores que cometen las personas es elegir un proveedor al azar.

Si hay una situación que requiere de cierta investigación y pensamiento crítico, este es él. Hay una gama vertiginosa de empresas que compiten por tu negocio. Pero, ¿cómo se puede identificar el mejor?

Te dejamos algunos ejemplos de hostings con sus links para que evalúes sus web y tomes tu decisión. Consideramos que pese a los precios, son los más convenientes para cualquiera que sea tu negocio.

 

 

 

 

En conclusión, pregunta todas tus dudas antes de contratar un servicio de hosting. Comprueba su calidad con colegas o por ti mismo. Haz un mes de prueba y toma una decisión de acuerdo a los aspectos que te mencionamos.

¡Éxito con tu web!

 

Si te gustó este artículo, quizá te interese:

Pasos Para Realizar un Caso de Estudio

Enlaces Agradables para SEO

¿Cómo Funciona Googlebot?

¿Cómo Lograr un Buen Posicionamiento Hotelero?

Pasos para Determinar un KPI

eBook Como potenciar tu negocio gracias al Blogging
Hosting: ¿Cómo Elegir el Mejor Servicio?
5 (100%) 3 votes
>