Venta Online: Cómo alcanzar el éxito con 4 elementos básicos

Por Redacción

 

En una sociedad tan tecnológica como la actual, cualquier empresa que limite sus ventas prescindiendo de Internet estará cometiendo un auténtico sacrilegio. Durante las siguientes líneas descubrirás formas de venta online con las que llevar tus ventas a un nuevo nivel.

No obstante, asentemos bien los cimientos. Antes de mostrarte cómo vender por Internet, quiero detallarte la estrategia que has de seguir para que cuando te pongas a ello tengas garantías de éxito.

Pasos para vender por Internet

Vender por Internet no tiene por qué convertirse en una tarea ardua y complicada. Tan solo tienes que asegurarte de dar los pasos adecuados con firmeza y en el momento adecuado. Veamos cuáles son:

Identificar un mercado

El primer paso que debes dar es analizar todo lo exhaustivamente que puedas el contexto. En este post de Mailrelay encontrarás todo lo que necesitas saber para realizar un estudio de mercado que te sirva para establecer las bases de tu estrategia.

Si has realizado un estudio de mercado de calidad, es muy probable que hayas logrado identificar a un colectivo con una necesidad concreta. O dicho de otra manera, habrás identificado qué vender y a quién.

Esto, que es la base de todo y parece obvio, no siempre lo es. Son muchos los emprendedores que salen al mercado enamorados de su producto sin confirmar que realmente hay un mercado para él. ¡No cometas el mismo error!

 

Desarrollar la relación

El secreto de toda venta está en la relación de confianza existente entre el demandante y el ofertante, por lo que tendrás que hacerte fuerte en este punto para que tu actividad sea sostenible.

La mejor forma de hacerlo es contar con una buena página web o un blog potente con posts y contenidos de calidad y a disposición de los usuarios.

Por supuesto, para que los contenidos de tu web te permitan desarrollar esta relación con los usuarios debe contar con tráfico, por lo que tendrás que trabajar su posicionamiento web. Para ello puedes solicitar ayuda a expertos en este campo, como la Agencia SEO NeoAttack.

Como ves, no estoy hablando en ningún momento de que intentes vender; sino única y exclusivamente de transmitir tu saber hacer y tu pasión a los visitantes de tu sitio web, de demostrar autoridad en tu nicho y todo lo que eres capaz de ofrecer.

 

Presentar una oferta

Ahora que ya conoces cómo vender, tienes dónde hacerlo y a quién ofrecérselo, es turno de mostrar el producto que quieres vender. 

En este paso del proceso tu interés no debe residir en conseguir más visitas para tu site ni en mejorar tu posicionamiento web. Ahora lo único que importa es mejorar la tasa de conversión, lograr que el número de usuarios que visitan tu página y compran tu producto suba.

Para ello lo primero que tendrás que hacer es establecer un precio para tu producto o servicio, algo que no suele ser sencillo. Mis recomendaciones son dos:

Por un lado, observa qué precio tienen tus competidores; esto te ayudará a hacerte una idea de cuál debe ser la tasación de lo que ofreces.

Por otro lado, intenta irrumpir en el mercado con una tarifa atractiva que te haga atraer clientes. A fin de cuentas, tus competidores ya cuentan con su espacio, por lo que si ofreces algo similar a un precio similar los consumidores no se decantarán por ti.

Ahora que ya has puesto en marcha la maquinaria, deberías obsesionarte con mejorar tu página de venta para aumentar el porcentaje de conversiones. 

También deberías realizar acciones de marketing  y de cualquier otra índole para mandar más tráfico a tu página, así como considerar ampliar tu gama de productos y servicios para dar más opciones a tus visitantes.

Estos tres pasos te ayudarán a alcanzar tus objetivos de venta online. Puede que no se adapten a la perfección a todas las formas de venta online, pero puedes estar seguro de que en su esencia estos conocimientos sí son extrapolables y adaptables en mayor o menor medida a cada caso.

 

Alcanza el éxito vendiendo online ¡ Anímate a vender ya!

Internet es un universo tan diverso que, como seguro que ya imaginabas, no hay una única manera de proceder. 

A continuación, te presento las cuatro formas de venta online más comunes para que puedas elegir la que mejor se adapta a tu perfil y a tu modelo de negocio:

 

1. Tienda online

Tanto si cuentas con un negocio de venta offline y quieres abrir otro canal de venta como si no cuentas con canal offline y quieres apostarlo todo al online, este es tu modelo.

Un ecommerce es un modelo de negocio relativamente barato, por lo que recuperarás la inversión rápidamente a poco que consigas tener éxito con las ventas.

La opción más inteligente, al menos mientras estés comenzando, es abaratar costes apostando por una logística sencilla. Un modelo que te ofrece esto es el drop-shipping, con el que te librarás de buena parte de los gastos de almacenaje.

 

2. Marketplace

Podría decirse que consiste en llevar la tienda virtual un paso más allá, pues un marketplace no es otra cosa que un agregador de los productos del mercado.

La estrategia a seguir en este caso sería la de convertirte en un referente del sector aglutinando en tu portal web los productos de diferentes empresas, que venderías a cambio de una comisión.

Un marketplace es la estrategia o forma de venta online que siguen páginas de tanta repercusión como Lyst, un buscador de artículos de moda que desde su irrupción se ha convertido en todo un fenómeno en este sector.

Para desarrollar un marketplace la inversión tendrá que ser mayor que para una tienda virtual, pero el potencial es enorme, por lo que podría acabar siendo un desembolso irrisorio.

 

3. Suscripciones

Otra forma de venta online que está en boga durante los últimos años. El negocio reside en ofrecer acceso a contenidos privados a cambio de un pago periódico.

Es el modelo ideal para aplicar si cuentas con la posibilidad de ofrecer cursos online, una revista digital, etc.

No hay una única manera de llevarlo a cabo. Puedes apostar tanto por contar con pocos suscriptores que paguen una cuota cuantiosa o por contar con muchos que paguen un precio relativamente barato.

La elección es solo tuya. Como siempre, lo importante es que hagas un estudio para averiguar en qué segmento se encontraría el precio ideal al que vender tu producto antes de fijarlo a ciegas.

 

4. Publicidad

Casi con toda probabilidad, la forma de venta online que mejor conozcas, aunque seguramente es también una de las más inaccesibles.

Grandes empresas como Google, Facebook o muchos medios digitales se financian gracias a los ingresos que consiguen a través de la publicidad.

¿Y qué tienen en común estas compañías que les permite financiarse de esta forma? La gran cantidad de tráfico web con el que cuentan sus sites.

A no ser que estés en esta misma situación y tu portal web aglutine muchísimo tráfico, este no es tu modelo de negocio. O al menos no el principal, ya que podría ser buena idea combinarlo con otro modelo si cuentas con las suficientes visitas.

Son contadas las excepciones que se pueden permitir vivir de este modelo de negocio, así que si eres un freelance/autónomo o una pequeña empresa, la mejor opción es que inviertas tu esfuerzo en otros modelos mejores.

Estas son solo algunas de las opciones con las que cuentas para vender online, pero ni de lejos son todas; ya que cubrir todo el abanico supondría alargar este post casi at infinitum. ¡Averigua cuál es la que mejor se adapta a ti y ponla en práctica!

Aunque te pueda parecer quimérico llegar a poner en práctica cualquiera de estas formas de venta online, recuerda una de las enseñanzas de la mítica personalidad asiática Lao-Tse: “Un viaje de mil millas comienza con un solo paso”. 

 

 

 

[Total:2    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *