Tips para usar el humor en los posts de tu blog

Por Redacción

No es un secreto que las audiencias siempre han sido difíciles de cautivar, pero cuando hablamos de emociones las estrategias de content marketing pueden comenzar con el pie derecho.

Conmover al público es una de las tareas menos sencillas que hay, se tiene que apelar a contar historias con las que logren identificarse, es una de las técnicas que se llevan a cabo cuando se redacta con storytelling, y así se forma una especie de vínculo con los lectores que puede desencadenar en una serie de éxitos para nuestro blog.

Esa técnica no cambia mucho cuando hablamos del humor, aunque suele ser un poco impredecible cuando no conoces el tipo de humor al que tu audiencia está acostumbrado. Por eso, es justo hablar de varios tipos de humor, que no necesariamente debe acoplarse a tus estrategias.

eBook Consultoria Plan de Marketing

Existe el humor inocente, aquellos chistes “malos” pero que te sacan una sonrisa, el humor viral, que se trata de chistes o memes de la cotidianidad con el que todo el mundo se siente identificado, hasta el humor negro que no es aceptado por la mayoría. En cualquiera de los casos hay que tener mucho cuidado de no ofender a nadie.

Te preguntarás cómo escribir un post gracioso en una época en la que cualquier cosa puede llegar a ofender y generar un efecto negativo o conflicto, pues es difícil pero no imposible:

Tips para agregarle humor a un post

1. Sea fiel a la personalidad de marca

Es importante que establezca el humor acorde a la personalidad de la marca, o bien de la personalidad de su blog.

Muchas veces solemos “guiarnos por el instinto” y escribir situaciones que son hilarantes para nosotros pero no para los demás. Es algo así como cuando etiquetas a tus amigos en un meme de Facebook y no logran entenderlo.

Debes estar a la altura de la personalidad que representas por que es por ella que tienes lectores recurrentes, si notan un cambio drástico en tus redacciones pensarás que ya no eres el mismo y perderán interés. Así que si tienes un blog corporativo es importante ir incorporando elementos de humor poco a poco para ver qué reacciones tiene el público.

Bien pueden pensar que eres un genio, o también que eres inoportuno, por eso trata siempre de preguntar directamente qué les pareció el post y si deberías seguir escribiendo de esa forma.
Sin embargo, si tienes un blog dirigido a un sector más joven a acostumbrado al humor de la web puedes empezar a hacer comentarios y referencias más ligeras.

2. No incluir temas polémicos

Por ejemplo, cuando intentas hacer un chiste o una referencia divertida sobre un partido político o un candidato electoral puedes generar una especie de polémica. Así esos personajes o situaciones estén en el ojo público o se trate de humor viral, es mejor no marcas posiciones políticas.

A menos que tu blog esté direccionado a temas de interés político puedes hacer referencias e incluir algún comentario sugestivo, pero nunca tratando de ofender, lo que se espera de este tipo de blogs es que tengan la mente abierta y sean imparciales.

Otros temas de tipo polémico son de género, orientaciones sexuales, religión, etc.

3. Experiencias personales

En cualquier tipo de blog, este punto es de gran ayuda. Puedes escribir sobre alguna experiencia personal, una historia divertida que te haya pasado y que puedas usar para explicar un ejemplo o una situación dentro del post de tu blog.

Es importante recalcar que todas las bromas, chistes y situaciones divertidas que vaya a incluir en su post debe estar relacionado con el tema o los ejemplos a los que se esté refiriendo. Nunca debe abrir un espacio del post solo para contar un chiste que no tenga nada que ver con la explicación.

4. No usar humor todo el tiempo

En tu blog, como en la vida real, hay tiempo para divertirse y otros para ser serios. No es necesario utilizar el humor en todos y cada uno de tus posts, debes utilizar la estrategia del humor en conjunto con otras claves de contenido, ya que el humor en exceso también puede aburrir.

Así mismo debe ser en tus posts, trata de hacer bromas inteligentes como máximo dos veces, y no cada vez que escribas un párrafo. Además, siempre es bueno tener “trucos bajo la manga” en cada post cuando incluyas humor.

5. El humor en diferentes casos

No todos tus posts son informativos, muchas veces también tendrás posts comerciales o boletines de noticias. Existen diferentes casos en la que la mayoría no es adecuado usar el humor, solo en ocasiones como estas:

  • Tratar de subir la autoestima o mejorar el humor luego de malas noticias.
  • Cuando se presente alguna situación irregular en tus servicios pero que de pie a una nota singular.
  • Si necesitas comunicar un tema aburrido o difícil de abordar.
    Intentar vender un producto dirigido a un tipo de audiencia que acepte una comunicación más relajada.
  • Abordar crisis o conflictos, pero siempre dejando en claro la resolución de los problemas.
  • Debe tener un objetivo, el humor nunca debe estar solo para reír, define lo que tratas de conseguir.

6. Nunca insultar o hacer bullying

Las situaciones crueles o chistes negros no son una opción, como se trata de un blog público o corporativo, este tipo de comentarios pueden generar una imagen negativa de lo que quieres vender o incluso al entretener.

El bullying o ciber bullying se puede dar incluso al tratar de desacreditar a otra persona en cualquier sentido, como señalar sus defectos, insultarlos, hacer una broma constante de alguna situación en la que estuvo involucrado.

Por otro lado, insultar a personas específicas puede traer consecuencias legales por difamación, etc.

7. Investigar tendencias

Muchas veces necesitamos de la ayuda de otra persona para probar que lo que escribimos va a funcionar como humor. Trata de que esa persona tenga aspectos parecidos a los de tu audiencia y que sea alguien de confianza para indicar la realidad sobre tu post.

Es posible que al intentar escribir con humor por primera vez se torne difícil, y luego de muchos intentos aceptamos que el humor tal vez no sea algo “nuestro”, sin embargo puedes ayudarte con investigaciones, posts con temáticas parecidas, incluso ver en Twitter tendencias de memes o ver los estados en redes sociales de marcas destacadas en el asunto, como Netflix, Domino’s Pizza o KFC.

En cualquier caso, si consideras que te hace falta un humor acorde a lo que representas siempre puedes buscar opiniones externas. Nunca des nada por sentado.

Perlys Torrealba
Imolko Blog

Si te ha gustado este articulo, quizás te interese:

¿Ya Sabes Qué es lo que Quiere tu Audiencia?
Te Enseñamos Cómo ser Mas Creativos con Tu Contenido
Aprende a Reducir la Tasa de Rebote de tus Posts
¿Sabes Cómo Desarrollar Una Estrategia de Contenido Potente?
Mira Nuestra Lista de los Mejores Blogs Corporativos

eBook Consultoria Plan de Marketing
Tips para usar el humor en los posts de tu blog
Por favor vota este artículo
>